Para el joven David Díaz, esto ha sido todo un logro. Su madre estaba a tres meses de graduarse cuando los soldados abrieron fuego contra ella y otros estudiantes de la Universidad Nacional de El Salvador. Era junio de 1980, varios meses después de la guerra civil salvadoreña, y los militares creían que los estudiantes estaban ayudando a guerrilleros. Su madre huyó del ataque, pasando por compañeros de clase heridos y paredes hinchadas de sangre, sacudidas pero ilesas. La escuela cerró. La guerra duró 12 años más.

Se podrán imaginar la alegría de la familia cuando este chico fue aceptado en Stanford, y su orgullo cuando se graduó. No había manera más especial de honrarlos participando en la ceremonia de la graduación para los estudiantes latinos en Stanford, una tradición que fue comenzada en los años 70.

En ese momento, había muy pocos miembros latinos de la facultad en la universidad. La ceremonia de graduación fue establecida para reconocer los antecedentes únicos de los estudiantes latinos en un ambiente que se sentiría inclusivo para ellos.

A pesar de la gestión del evento ha cambiado de manos en los últimos años, la ceremonia en sí, se ha mantenido en su mayoría igual. La ceremonia es bilingüe.

Este año, unos 90 estudiantes latinos participaron en el evento, entre ellos un oriundo de El Salvador. Entre tanto que se habla en estos días sobre la migración, el que un salvadoreño se gradúe en una universidad tan prestigiosa como Stanford, es todo un orgullo no solo para su familia, sino para su país, dado al clima tan denso y crítico que se vive. Si quieres aprender más sobre este sitio mira el diario noticias de el salvador que es el más especializado en este tipo de noticias.

Es usual que los estudiantes que vienen con antecedentes trágicos, se sientan que no pertenecen ahí o que no encajan. Este no es el caso, ya que este hijo bilingüe descendiente de inmigrantes obreros de El Salvador, desde su primer día en la universidad siempre tuvo claro su objetivo, obtener el título. Es el primer miembro de s familia en graduarse de la universidad, además es el primer salvadoreño en graduarse de Stanford, David Díaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *